2.500 MiPymes en Colombia están interesadas en el teletrabajo

Según un estudio realizado por el Centro Nacional de Consultoría, la Corporación Colombia Digital y los ministerios TIC y del Trabajo, 2.500 mipymes están aplicando el teletrabajo en Colombia, es decir que 95.439 personas realizan sus labores bajo esta modalidad.

La Alcaldía Mayor de Bogotá y Microsoft firmaron un memorando de entendimiento para implementar un plan de masificación del teletrabajo. El ministro de las TIC, David Luna, expresó que para el 2018 la meta del Gobierno es llegar a 120.000 teletrabajadores en el país, por medio de la implementación de diferentes estrategias que permitan impulsar esta alternativa en las empresas.

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, la Dian, Avianca, Cafam, Compensar y Citrix Colombia participaron en una firma masiva del Pacto por el Teletrabajo, el objetivo es brindar acompañamiento técnico en el proceso. Entre las capacitaciones, los participantes recibirán asesorías en asuntos de legislación vigente, el funcionamiento de la aseguradora de riesgos profesionales y de las pensiones, entre otros. “El teletrabajo es una oportunidad para aumentar la productividad y mejorar la calidad de vida.”, dijo Luna, quien aclaró lo importante que es romper barreras y estigmas que existen sobre el tema. “Muchas veces el jefe piensa que si la persona está teletrabajando está descansando o durmiendo, pero hay herramientas que miden la productividad”.

Iván Gabriel Gómez, gerente de producto en Microsoft , lleva cuatro años teletrabajando y afirmó que hay alternativas para lograr los objetivos trazados y lograr una buena comunicación con el equipo de trabajo, pues las videoconferencias, documentos compartidos y editables al mismo tiempo, opciones para seguimiento de tareas entre varias personas, informes dinámicos ayudan a que esto sea posible.

“Tenemos unas métricas pactadas para cada inicio de nuestro año fiscal y vamos haciendo revisión periódica de cómo avanzamos y qué debemos ajustar. Eso nos permite trabajar por objetivos más que por un horario”, explicó Gómez.

Un estudio realizado por Citrix Colombia dice que el teletrabajo permite un equilibrio entre la vida laboral y la personal, potencia la concentración y brinda la oportunidad de ser productivo en cualquier sitio y a cualquier hora sin que las personas tengan que estar sentadas por horas en frente a un computador en una empresa.

INNpulsa Colombia: pensando en la financiación para Pymes

Los emprendedores colombianos constantemente tienen una preocupación: ¿Cómo financiaré mi negocio? La entidad INNpulsa Colombia, que ya lleva 4 años funcionando, fue creada con el fin de ayudarlos en el tema.

Juan Carlos Garavito, gerente general de INNpulsa, afirma que la financiación es uno de los problemas principales que enfrentan los emprendedores para realizar sus proyectos.

INNpulsa Colombia ha desarrollado diferentes fuentes de financiación para los pequeños y medianos empresarios. Entre ellas la cofinanciación (o recursos no reembolsables), crédito e inversión privada.

¿Qué es la Cofinanciación?

Es un medio por el que ha sido posible impulsar la entrega de recursos no reembolsables a través de Capital semilla y Capital en etapa temprana, donde los recursos son otorgados a empresas sin producto mínimamente viable desarrollado y sin validación comercial y también a empresas con producto mínimamente viable con validación comercial, respectivamente.

120 empresas se han beneficiado por medio de convocatorias para recibir este tipo de recursos, con una inversión total de $37.852 millones.

Crédito

Bancoldex es una estrategia creada por INNpulsa, son unas líneas de redescuento, ejecutadas por medio del sector financiero, gracias a ellas, 366 empresas se beneficiaron, con una inversión de $14.378 millones.

Además, INNpulsa abrió una convocatoria para las entidades bancarias, con el propósito de que diseñaran procesos de calificación crediticia, dirigidos a pequeñas y medianas empresas, así se contribuye a mejorar las condiciones de los emprendedores para acceso a créditos.

Actualmente “más de 20 empresas de sectores tradicionalmente poco atendidos por los bancos han recibido créditos”, informó iNNpulsa. Compañías de biotecnología, e-commerce, alimentos funcionales (smartfood), entre otras, tienen un nuevo vehículo de financiación para poner en marcha sus proyectos.

Inversión privada

Debido a la necesidad de desarrollar una industria de capital de riesgo en el país, se apoyó la creación de La Red Nacional de Ángeles Inversionistas (con el liderazgo de la Fundación Bavaria) y 5 fondos de capital privado (Velum Ventures, Montain Nazca, Atom Ventures, Capitalia y Promotora) las cuales invierten en empresas en etapa temprana de desarrollo.

Desde su fundación, INNpulsa Colombia ha apoyado aproximadamente a 50.000 emprendedores, identificando a unas 1.100 ‘startups’ de alto impacto. Entidades públicas, aceleradoras de ‘startups’ y empresas privadas han anunciado la apertura de varias convocatorias para impulsar el crecimiento de los negocios de los emprendedores de todo el país.

Cuando a los bancos les da por pasar de agache con sus responsabilidades

sarita-palacio
Por: Sarita Palacio Garcés (@saritapalacio)
Hace un año el Banco de Occidente accedió de muy buena manera a prestarme la suma de 35 millones de pesos para comprar mi carro. La asignación del préstamo ocurrió sin mayores tropiezos. 15 días después el dinero estaba en mi cuenta de ahorros. Compré el carro. Todos contentos.

El 15 de marzo pasado procedí a pagar la totalidad de mi deuda gracias a la compra de cartera que me hizo otra entidad. El cheque estaba por 35 millones, entonces pagué con este, con la grata sorpresa, para mi, que ya no debía 35 millones sino 33.800.000.

Al preguntarle a la Asesora de la oficina Alpujarra del Banco de Occidente, me dijo: “tranquila, nosotros somos un banco muy serio y nos encargaremos de devolverle su dinero en la menor brevedad de tiempo posible”. Pues, muy querida y todo la niña pero ni banco serio ni menor brevedad de tiempo posible.

Para que el banco efectuara la devolución de mi dinero, debía enviar un correo a la dirección [email protected] el correo el 20 de marzo, explicándoles que ya sólo no me debían 1.200.000 de lo que sobraba del cheque, sino 665.630 pesos más, que correspondían al descuento que, por nómina, mi empresa había hecho el día 15 de marzo.

Era entendible, el 15 había pagado yo, el descuento igual se tenía que hacer efectivo.

Bola de heno, ni una respuesta. Llegó el 30 de marzo y como el banco aún no me había hecho efectivo el pago, ni le había anunciado a mi empresa que yo ya estaba a paz y salvo, entonces de nuevo me volvieron a hacer el descuento de 665.630 pesos. Lleve bien la cuenta querido lector. Hasta el 30 de marzo el banco me adeudaba 2.531.000 pesos.

Pues bien, el  2 de abril el banco me respondió. 7 días después. Me dicen en tono muy cordial, por cierto, que ese correo no les sirve. Que les debo enviar una carta firmada por mí y escaneada, en la que diga el número de mi crédito, mis datos personales, en qué oficina deseo la devolución y las razones de ésta.

Ese mismo 2 de abril envié la carta que cumplía con todos los requisitos que ellos me exigían. Y de nuevo, bola de heno.

El 8 de abril en horas de la mañana recibí una llamada por parte del banco. Me escribieron que aún no me podían dar respuesta porque necesitaban las colillas de pago. Se las envíe ese mismo día. Las dos en las que constaban las deducciones y llamé para informarlo. Además, en el cuerpo del correo, informo que ahora me deben hacer dos devoluciones correspondientes a la cifra anteriormente citada y que encarecidamente les pido el favor, además del reintegro, reporten a mi empresa que yo ya pagué.

Pues bien, el 11 de abril volví a llamar. ¿Por qué? Porque el banco no aparecía ni para bien ni para mal. La respuesta de la asesora fue que el reporte si estaba pero que no había tenido ninguna evolución. Que ella le iba a poner una alerta.

Iracunda, procedí a escribir en los mejores términos de nuevo al [email protected] a la defensoría del cliente de este banco. Hoy no he recibido respuesta. Y de nuevo volví a llamar.

Hoy me contestó el asesor Alexánder López, y me dijo: señora, acá si aparece su reporte, pero no se le ha dado solución. Voy a ponerle una alerta. La misma respuesta prediseñada que me había dado la anterior asesora.

Y bien, como hoy es 15, me volvieron a descontar el valor de 665.630 pesos. De nuevo haga cuentas señor lector: 3.196.890 pesos. Eso sin contar intereses. Porque piense usted señor lector, seguramente si yo fuera quien adeudara ese monto al banco, ya estaría en datacrédito, estarían infestando mis teléfonos con llamadas de cobranza y amenazas de abogado, y sumado a eso, sobre el monto y sobre la mora me estarían cobrando intereses. Y ¿qué hace el banco para subsanar mi necesidad de dinero por estos días? ¿Me pagarán intereses? No creo.

El banco está incurriendo de manera descarada en perjuicios a su cliente. Un cliente que no sólo pagó oportunamente, sino que también pagó en un año los intereses de tres. Además, este banco me sigue cobrando una deuda que ya no existe con ellos. En otras palabras, están reteniendo ilegalmente mi dinero. Están incurriendo en un delito. ¿Y qué pasa?

Tres asesores diferentes me han dicho que el banco está para servirme. ¿Para servirme o para servirse de mi dinero?

Hoy cuento esta historia porque la única herramienta que tenemos los periodistas es la palabra. Los invito a no dejarse engañar por los bancos, a luchar por sus derechos y a hacerle entender a través de los buenos términos a las entidades financieras que los que priman son los derechos del cliente. No como lo hacen ver ellos: los derechos de la corporación a obtener sus ganancias por doquiera.

¿Cuánto son 3.190.000 a la tasa más alta del mercado? ¿Estará dispuesto banco de occidente a reparar los daños y perjuicios con esa tasa? No creo. Y mientras ellos responden yo sigo siendo una ciudadana a la espera de que le devuelvan lo que es justo: su dinero.

Las PYMES en Colombia

1. Clasificación
En Colombia, según la Ley para el Fomento de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Ley 590, las PYMES se clasifican así:

Microempresa: Personal no superior a 10 trabajadores. Activos totales inferio res a 501 salarios mínimos mensuales legales vigentes

Pequeña Empresa: Personal entre 11 y 50 trabajadores. Activos totales    mayores a 501 y menores a 5.001 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Mediana: Personal entre 51 y 200 trabajadores. Activos totales entre 5.001 y 15.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

El aporte de la micro, pequeña y mediana empresa industrial se refleja en estos indicadores:

La Encuesta Anual Manufacturera nos permite valorar la incidencia de  la MIPYME en el panorama empresarial colombiano. Representan el 96.4% de los establecimientos, aproximadamente el 63% del empleo; el 45% de la producción manufacturera, el 40% de los salarios y el 37% del valor agregado. Son más de 650.000 empresarios cotizando en el sistema de seguridad social.

En cuanto a productividad no se tienen datos en ACOPI.

La distribución geográfica de  las unidades, establece que la PYME en términos generales sigue la misma  tendencia del total de  la industria manufacturera y reúne prácticamente el 70% en los cuatro (4) principales centros productivos:  Cundinamarca–Bogotá, Antioquia, Valle y Atlántico.

2. Principales sectores
En cuanto al desarrollo sectorial de la PYME, se observa la gran concentración de la industria en aquellos segmentos basados en el aprovechamiento de los recursos naturales, tanto de origen agropecuario  como minero. Este grupo de sectores representa el 71% de la producción industrial. Si excluimos  la refinación de petróleo y la industria petroquímica, la manufactura basada en el aprovechamiento de los recursos naturales  representa aproximadamente el 60% del total industrial.

Los principales sectores son: Alimentos, Cuero y Calzado, Muebles y Madera, Textil y Confecciones, Artes Gráficas, Plástico y Químico, Metalúrgico y Metalmecánico, Autopartes y Minerales no Metálicos.

3. Número de establecimientos
Según datos de Confecámaras, en el 2001 existían en Colombia 43.242 pequeñas empresas y 8.041 medianas.

Según el DANE, Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, en su primera encuesta nacional de micro establecimientos de comercio, servicios e industria realizada en el último trimestre de 2001, en el año 2000 en Colombia existían 967.315 micro establecimientos, de los cuales el 58% estaba en el comercio, el 30 por ciento en servicios y el 12.5 por ciento en la industria.

Durante ese periodo, los micro establecimientos generaron 1.094.755 empleos, lo que sería equivalente a 1.1 empleos por establecimiento.

La relación de empleo por establecimiento es del 1.8 por ciento en el sector comercio, 2.8 por ciento en la industria y 2.5 por ciento en los servicios.La encuesta señala también que en el 2000 existían alrededor de 7.600 establecimientos industriales con más de 10 trabajadores y 120.785 microempresas.

En el comercio, los establecimientos con más de 20 trabajadores totalizaban 3.832, ocupaban a 215.818 personas y realizaban ventas por 40.2 billones de pesos. Los micronegocios con no más de 10 trabajadores eran 558.000, generaban 556.775 empleos y registraban ventas de 8 billones de pesos.

Microestablecimientos y Empleo

Sector Establecimientos Trabajadores
Comercio 557.759 630.267
Servicios 288.771 381.328
Industria 120.785 156.653
Total 967.315 1.168.248

4. Participación de las pymes en las exportaciones
Dentro de este sector las más pequeñas registraron el mayor crecimiento exportador. Las PYME más pequeñas tuvieron el mayor crecimiento exportador en 2001, mientras que las más grandes del grupo fueron las de menor crecimiento.

En el 2001 las exportaciones de las PYME crecieron 10.2% en dólares. Esta variable mantuvo una tendencia creciente durante todo el año y en último bimestre cerró con una tasa de 5.6%. Los sectores con mayor crecimiento de las exportaciones fueron los de repuestos para automotores, hierro y acero, equipo profesional y científico, muebles, imprentas y calzado.

EXPOPYME
Con el propósito de alcanzar las metas establecidas por el actual Gobierno en el Plan Nacional de Desarrollo 1998 – 2002, PROEXPORT Y ACOPI acordaron realizar  el Programa EXPOPYME.

EXPOPYME es un programa dirigido a promover la adaptación de las PYMES colombianas a las exigencias de la economía mundial (globalización, competitividad y apertura al exterior), resultado de una concertación entre los gremios, el sector público, el privado y la academia.

Balance de expopyme
En 1999 las medianas y pequeñas empresas vinculadas a Expopyme exportaron 48.9 millones de dólares, en el año 2000 estas exportaciones se incrementaron en un 37%, hasta alcanzar los 67.1 millones. Pero lo mejor es que la tendencia continúa y en el primer semestre del 2001, 319 empresas del Programa han exportado 46.2 millones de dólares.

En el periodo comprendido entre enero y septiembre de 2001, más de la mitad de las exportaciones no tradicionales fueron realizadas por empresas atendidas por Proexport, que destinó en este periodo 7.486 millones de pesos para coinversión. Expopyme ha vinculado 1.680 pequeñas y medianas empresas, de las cuales 1.070 diseñaron su plan de exportación. 417 de las firmas evaluadas facturaron 49 millones de dólares en 1999, cifra que ascendió a 46 millones en el primer semestre del 2001.

Para el 2002, Proexport quiere vincular a 250 empresas pequeñas y medianas, con lo cual la cobertura del programa se ampliaría a 1.930 establecimientos industriales.

5. Ventas
Las ventas de la PYME en el mercado interno crecieron 1.3%. Fue así como, la pequeña recuperación del mercado interno propició que las ventas pasarán de crecer 0% en el bimestre septiembre – octubre, a 2.4% en el último bimestre, tasa superior a la de la gran empresa que fue de 2.1%.

Las ventas de la PYME DEL COMERCIO AL POR MENOR CRECIERON 3.7%. Este crecimiento se explicó principalmente por el crecimiento del comercio de alimentos, productos diversos, textiles, muebles y confecciones. De las 12 actividades analizadas para el comercio, 11 mostraron un crecimiento positivo en 2001. La evolución del comercio PYME depende en gran medida de lo que pase con el sector de alimentos, pues éste equivale a 37% del total de las ventas. Este sector creció 8% real en 2001.

Las ventas de la PYME de servicios crecieron 1.2%. Entre los sectores que registraron el mayor crecimiento están los de actividades financieras diferentes de las intermediación, (casas de cambio, bolsas de valores, comisionistas, etc), seguido de las actividades inmobiliarias, comunicaciones y los otros servicios. De las actividades con mayor participación dentro del total de servicios PYME (comunicaciones, sector financiero, hoteles y restaurantes) sólo las de intermediación financiera registraron una reducción real de -4% en sus ventas en 2001.  Sobresale en especial el crecimiento del sector de comunicaciones, cuyas ventas crecieron 10% real el año pasado. Este crecimiento puede explicarse en el aumento de la oferta de servicios de comunicación por Internet, cable y las estaciones de llamadas que han tomado fuerza en las diferentes ciudades.

6. Antigüedad
El promedio de antigüedad de las PYMES en Colombia es de 10 años.

7. Gastos en Innovación y Desarrollo
No es posible determinar con exactitud la inversión de las Mipymes en investigación y desarrollo. Vale la pena comentar que el presupuesto del estado para atender iniciativas en esta materia es prácticamente inexistente. No obstante Colciencias y el SENA vienen aplicando algunos recursos a estos programas.

8. Calificación de Calidad
Las Mipymes han avanzado en los últimos cuatro años muy positivamente en sus programas de certificación de calidad, en programas que han estado monitoreados por ACOPI. Aproximadamente 1.200 pequeñas y medianas empresas han logrado en los últimos cuatro años su certificación de calidad.

9. Financiamiento
El fondo Nacional de Garantías ha jugado un papel muy importante en el respaldo de los créditos de las Mipymes ante la banca comercial.

Se mantiene vigente la necesidad de conformar una verdadera Banca de Desarrollo para las Mipymes colombianas.

Fuente: Businesscol.com