La informalidad y cooperativas afectan la calidad del empleo

Bogotá.  En el marco del día del trabajo celebrado ayer y, tal como se realiza año tras año, la Central de Trabajadores (CUT) convocó a una jornada de movilización en defensa, principalmente, de los derechos laborales de los colombianos.

Sello, uno de los temas que más se ha cuestionado, actualmente, es el de la calidad del empleo en Colombia.
El gremio representante de los trabajadores del país no está satisfecho con las condiciones laborales que han sido brindadas.

Su Presidente, Tarsicio Mora, expresó que “es muy triste el panorama de la calidad del empleo en Colombia porque hemos llegado a más del 46% de la pobreza en los sectores de los trabajadores. Las tasas de desigualdad social que se alcanzado están alrededor de los 20 millones de pobres, más de 5 millones de colombianos en el exterior, entre otras cifras ante las cuales, nos hemos ubicado en el primer país en América
Latina en inequidad social”.

El pasado viernes, el Departamento Administrativo de Estadística (Dane) reveló la cifra de desempleo del mes pasado, la cual alcanzó una disminución de un punto porcentual, pasando de 11.8% en marzo de 2010 a 10.8% en marzo de este año.

En los datos del primer trimestre del año referente a las ramas ocupaciones se registra que el 43.3% de la población ocupada en Colombia son trabajadores por cuenta propia y el 34.3% son obreros o empleados particulares.

Teniendo en cuenta lo anterior, el docente de economía de la Universidad del Rosario, Juan Carlos Guataquí, expresó que el camino recorrido por Colombia a una economía de servicios se está haciendo de forma acelerada y sin prever las condiciones para ello.

“El país va muy rápido hacia la tercialización lo que le permite a los empresarios contratar a bajos costos, pero si ese fenómeno no se controla va a terminar generando un escenario de mala calidad del trabajo, incluso superior al actual”, explicó el docente.

De la misma manera expresó que parece que existiera una tendencia estructural a los empleos independientes, la cual no aporta en la mejora de las perspectivas de los empleados. “Si bien tener empleos por cuenta propia reducen la desocupación, éstos aumentan la informalidad y, mientras se mantenga ese comportamiento, en los próximos años se registrarán índices de informalidad laboral iguales o mayores a los que ya se alcanzan”, manifestó Guataqui.

Durante el pasado Congreso de Trabajadores organizado por la Confederación General de Trabajadores, se tocó uno de los aspectos más cuestionados para la calidad del empleo: el TLC.

La presidenta de la Confederación Sindical de Las Américas, Linda Chávez aseguró que el acuerdo internacional no le conviene a la clase trabajadora del país, ya que no garantiza los derechos laborales y la expone a un escenario de dura competencia.

En cuanto a las cooperativas, el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, argumentó en el evento que la Ley del primer empleo contempla el tema.

“Ya está en vigencia que el personal contratado para desarrollar las actividades misionales de cualquier empresa o entidad no puede estar vinculado a través de Cooperativas de Servicio de Trabajo Asociado”, dijo el Mandatario.

El director del programa de economía de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Carlos Alberto Jaimes, señaló que “para que mejoren las cifras de vivienda, salud, educación, entre otros indicadores sociales, por lo menos un miembro de cada hogar colombiano debe contar con un empleo formal”.

Por su parte, el director Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad del Rosario, Stefano Farné, expresó que el tema de los trabajos independientes y temporales no hay que abordarlos desde una perspectiva radical.

“Los trabajos atípicos no otorgan garantías laborales,sobre todo en estabilidad. Sin embargo, representan una forma de trabajo y en algunos casos, la única opción de las que pudiera tener un desocupado”, enfatizó Farné.

Los niños y el mercado laboral en el país
Según el informe de la Agencia Pandi, sustentado en las cifras que arrojadas por el Departamento Nacional de Estadística (Dane), en Colombia, entre el año 2007 y el año 2009, el trabajo infantil en Colombia aumentó en un 34%. El total de 1.050.147 niñas y niños trabajadores en el país se descompone en 786.300 que laboraban en 2007 a los que se sumaron se sumaron 263.847. Así mismo, las cantidades de infantes que trabajan en los oficios del hogar por más de 15 horas semanales en 2007 y en 2009 fueron de 842.000 y 799.840, respectivamente, con lo que se alcanzó una disminución de 5%. Dentro de las ciudades con mayor aumento de trabajo infantil fueron Montería, Bucaramanga e Ibagué. Ciudades como Bogotá, Manizales y Cartagena, redujeron su indicador.

Las opiniones
Eduardo Sarmiento
Dir. del observatorio económico E. de Ingenieros
“La mayoría de la fuerza laboral nacional está en la informalidad lo que no guarda relación con el nivel de desarrollo que está presentando Colombia”

Julio Roberto Gómez
Secretario general de la CGT

“La CGT ve con preocupación lo que ha venido ocurriendo con la calidad del empleo en Colombia. Los contratos de prestación de servicios son una humillación al empleado”.

Ricardo Bonilla
Docente de economía – Universidad Nacional

“Hay que darle tiempo a la Ley para ver qué ocurre con las cooperativas. La insatisfacción laboral es mucha. Las personas saben que así busquen empleo, no encuentran”.

Fuente: Larepublica.co